Seguramente ves que muchas marcas importantes tienen logotipos, vallas publicitarias, publicaciones en redes muy bien hechas, claras y atractivas, algunas de ellas incluso tan sencillas o simples que piensas que eso lo podría hacer cualquier persona, o que tal vez no sea costoso o difícil de hacer y por lo tanto te tomas la tarea de hacer la imagen de tu emprendimiento por tu cuenta o de algún conocido, pero, ¿eso es así? -Veamos…

Un Diseñador Gráfico o Comunicador Visual es un experto en temas de imágenes y cómo éstas comunican mensajes específicos a un público particular, ha dedicado varios años al estudio del color, las formas, los medios, y todo un mundo de detalles que como personas comunes no vemos (Así como un médico puede diagnosticar rápidamente una enfermedad viendo un conjunto de síntomas y nosotros no) por lo tanto, delegar la tarea de crear una imagen acorde a nuestros negocios, no es algo que debas dejar para último momento o dejar por fuera del presupuesto a invertir en tu negocio.

Puedes tener la certeza de que los diseñadores te escucharán y te llevarán por el camino correcto, un buen diseñador te debe enseñar lo que significa cada cosa que hace, la conexión de tus valores personales con los de tu empresa.

Dale un poco de libertad creativa y verás como tu emprendimiento genera esa confianza en tus potenciales clientes, ya está comprobado que solemos percibir seguridad, responsabilidad y muchas cosas más, tan solo con una imagen bien diseñada, porque demuestra que si te tomas el tiempo para que tu producto se vea bien, seguramente te tomas el mismo tiempo para que tus productos sean buenos.

En conclusión: SÍ, contrata a un Diseñador Gráfico profesional, valdrá cada centavo que inviertas, además tendrás ventaja sobre la competencia, estarás dándole valor a tu marca y eso ayudará a que tengas clientes fieles.

Y como recomendación, busca al diseñador adecuado, al que crea en tí, en tu producto, en tu proyecto, el que te haga sentir seguridad, deja que te guíe, sobre todo cuando te sugiera ideas de algo que ya le has propuesto, a veces como emprendedores solemos pedir cosas que no siempre están en sintonía con el proyecto que tenemos, en un próximo artículo te enseñaremos como elegir al diseñador adecuado.