Seguramente vendes por redes sociales, publicas tus productos y servicios por instragram, facebook u otras redes, pero no publicas tus precios para conseguir que la gente realmente interesada en ti te escriba y así comenzar el proceso de venta, quizás no quieres que la competencia sepa tus precios y logren quitarte clientes o tal vez escuchaste que mientras más interacciones tengas en las redes los algoritmos te dan prioridad, entre otras cosas, pero aquí vamos a ver si vale la pena o no.

En principio debemos pensar en los clientes, sus intereses, su tiempo y su disposición, solo recuerda las veces que vas por la calle, camino a algún lugar (Quizás con apuro) ves algo interesante en una tienda que no tiene el precio pero te interesa, debes decidir, entrar a preguntar y perder algunos minutos y llegar aun más tarde o dejarlo para otro momento que quizás pueda no ocurrir. Las ventas online son iguales, cuando un potencial cliente está buscando algo o lo encuentra por casualidad podrá tener a la mano un elemento muy importante para inclinarse a comprar lo que ofreces.

“Los clientes que ven los precios publicados suelen decidir más rápido sobre la compra, descartando las tiendas donde tienen que preguntar por ellos”

Ocultar tus precios es un ERROR, en marketing ya eso está comprobado, evita ponerle obstáculos al cliente, si te pregunta el precio, respóndele públicamente, generarás más confianza porque no tienes nada que ocultar, además la apreciación positiva de tu tienda aumentará y te visitarán con más frecuencia.

En conclusión: Publicar tus precios es una ventaja competitiva, le ahorras tiempo al cliente, si está realmente interesado te hará más preguntas o simplemente concretará inmediatamente la misma, no te preocupes por la competencia, al final del día sabrán tus precios, preocúpate por tener clientes satisfechos y productos de calidad, eso es lo más importante para un cliente incluso por encima del precio.